Cambios corporales físicos en el embarazo

Cambios corporales físicos en el embarazo

¡Hola bonit@s!

Hace un tiempo que no paro de ver barriguitas y hoy se me ha ocurrido este post, en el os voy a hablar de esos cambios corporales físicos durante el embarazo, de esos que como vas evolucionando poco a poco pues no te percatas hasta que te comparas contigo misma.

Os voy a enseñar un antes y un durante (38 semanas). Que es dónde realmente me di cuenta de los cambios que había sufrido mi cuerpo físicamente.

Por dónde empezamos, ¿de pies a cabeza? o ¿de cabeza a pies? …

¡De cabeza a pies venga!

Pues mis cambios fueron taaan bonitos, empezamos por mi rostro, se me puso una cara de pan de Pagés… con unos labios aún más rojizos e hinchados que ojalá se hubiesen quedado así.

Vamos bajando y nos topamos con los tan deseados pechos de premamá… esos aumentos de talla que sinceramente a pesar de haberme tenido que comprar sujetadores nuevos… no fui consciente hasta ver estas fotos, y el tono y tamaño de la areola… sin palabras.

Seguimos bajando y nos topamos con la verdadera y real curva de la felicidad, esa que te ha hecho perder tus curvas de cintura, pero que te da igual porque dentro esta creciendo lo mas preciado de tu vida. De este cambio si te percatas, pero ver el antes y el después impresiona. Además, te sale un botón, anteriormente llamado ombligo.

Continuamos bajando y llegamos a las preciosas caderas, que se ensanchan y aparecen las llamadas «caderas de mujer». Yo de por sí ya las tenía, pero ahora ya puedo decir que son de mujer, mujer.

¿Y qué me decís del señor trasero? ¡Por dios! Hablamos de los pechotes, pero ¿ese culazo de Beyonce? Respingón y redondito… otro mundo.

Y ya nuestros pilares, las que nos soportan, nuestras piernas y esos pantobillos… llego un momento que perdí los cortes. No sabía dónde empezaba el muslo y comenzaba el pie.

Ey ey ey… que me olvidó de algo. Los dedos morcilla, que después del embarazo tuve que agrandar mis anillos porque no me entraban…

Dicho todo esto, aquí os dejo unas preciosas fotos de la mano de mi gran querido y amigo Danny Gibert, donde podréis ver parte de dichos cambios.

Las fotos de la derecha se hicieron un año antes de mi embarazo para uno de sus proyectos. Y cuando me quedé embarazada volví a meterme en el cubo y quisimos recrear algunas en mis 38 semanas de embarazo, que obviamente son las de las izquierda.

¿Qué cambios corporales recordáis de vuestros embarazos? ¡¡Contadme!!

¡Besos!

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *